Permite y permítete

¿Cuantas cosas no te permites pensar, hacer o decir durante el día?¿Cuantas veces actúas para agradar a otra persona?¿Cuantas veces dices Si cuando en realidad te gustaría decir No?¿Cuantas veces exiges a otros que actúen como tu quieres o como tu crees que deben actuar?

Hoy te propongo un ejercicio basado en permitir a los demás ser como son y permitirte a ti mismo ser como eres...Sin juicios, sin reproches, sin sufrimiento ni frustración.

Cada vez que seas consciente de que estas actuando en contra de tu voluntad… permítete decir NO, desde el amor y el respeto hacia ti mismo, y hacia la otra persona. Expón tus razones para decir NO, desde el corazón y el amor, acepta la reacción del otro, sabiendo que su reacción no tiene nada que ver con tu respuesta sino con las expectativas y deseos del otro sobre ti…

Cada vez que te des cuenta que estas exigiendo a otra persona que actúe como tu crees que debe actuar… permítete rectificar y dejar libertad al otro par actuar como sienta...acepta su forma de hacer las cosas aunque no estés de acuerdo, sabiendo que su forma de actuar tiene que ver con su propia forma de ver la vida y el mundo, tiene que ver con sus experiencias de vida, y con su nivel de conciencia, daté cuenta que cada cual hace lo mejor que puede siempre y que si no hace más es porque no sabe como hacerlo.

Expresa tu opinión pero no exijas a los demás que piensen y actúen igual que tu, y ofrece tu ayuda y apoyo si lo sientes. Lo más importante para poder realizar este ejercicio es:

1. Abrir la mente…nadie tiene la verdad absoluta, sino que cada uno de nosotros tiene su propia verdad. Vemos el mundo desde el agujero de una cerradura, solo vemos una pequeña parte, no más de un 4% de todo lo que hay. Y cada uno ve el mundo desde su propia perspectiva.

2. Mantente en el presente, no juzgues desde los acontecimientos del pasado, ni proyectes miedos hacia el futuro… solo existe el aquí y el ahora. Cuando tu mente se vaya al pasado o al futuro, vuelve al presente centrándote en tu respiración.

Yo soy yo y tu eres tu.

(Palabras de Fritz Perls, cofundador con su pareja Laura Posner de la terapia Gestalt)

“Yo soy yo, Tú eres tú.

Yo no estoy en este mundo para cumplir tus expectativas.

Tú no estás en este mundo para cumplir las mías.

Tú eres tú, Yo soy yo.

Si en algún momento o en algún punto nos encontramos. Será maravilloso.

Si no, no puede remediarse.

Falto de amor a mí mism@ cuando en el intento de complacerte me traiciono.

Falto de amor a ti cuando intento que seas como yo quiero, en vez de aceptarte como realmente eres.

Tú eres tú y yo soy yo.”

Para ayudarte a realizar el ejercicio te recomiendo que tengas muy presente y a mano las palabras de los creadores de la terapia Gestalt. Lee estas palabras por lo menos dos veces al día mientras realizas el ejercicio, por la mañana al levantarte y por la noche antes de acostarte. Si puedes imprímelas y colócalas en algún lugar visible de tu casa, de tu trabajo o llévalas encima para poder leerlas siempre que lo sientas necesario.

Permitir es el primer paso hacia el amor incondicional.



Permite y permítete
Valora este Post

Deja un comentario

Demuestra que eres human@ *